Si estás pensando en adquirir unas gafas de sol en Tarragona y, más importante, si necesitan graduación, primero tendrás que saber las diferencias de tu falta de vista con las demás.

Todas las gafas de sol en Tarragona se pueden adaptar a las faltas de visión, así que por eso no te preocupes. El primer tipo es la miopía, que es un defecto en el ojo que hace que tengas la visión borrosa con cosas a distancia lejana. Esta sucede cuando el cristalino está muy curvado. Puede ser congénita, hereditaria o desarrollarse en la infancia y puede producir dolor de cabeza y ojos, así como enrojecimiento y fatiga ocular.

El segundo es la hipermetropía, que es el problema opuesto a la miopía. Por tanto, se ven borrosos los objetos cercanos debido a un defecto de convergencia en el cristalino. Al igual que la anterior, puede ser congénita o hereditaria y muchas veces se asocia a los ojos pequeños por tener un diámetro menor. Además, produce dolores de cabeza, cansancio, estrabismo y ardor o picor de ojos.

El tercero es el astigmatismo, que es un poco más complejo que los anteriores. La irregularidad se da cuando la luz de los objetos entra en el ojo, haciendo que esta se enfoque en más de un punto de la retina. Hace que tengas la visión deformada, alargada y borrosa, así como dolor de cabeza, fatiga visual y una dificultad mayor para conducir de noche.

El último es la presbicia, que está asociada al envejecimiento. Se suele dar a partir de los 45 años e influye en la capacidad de enfocar objetos. Esto se debe a que el cristalino pierde elasticidad. Produce dificultad para leer letras pequeñas y problemas para ver objetos cercanos.

Desde Òptica Glass, nos preocupamos por tu salud ocular. No dudes en ponerte en contacto con nosotros sin ningún compromiso.